Bebidas para brindar en cada rincón de la Tierra y en todos los idiomas

Cheers! Prost! Kanpai! ¡Salud!, ¡va por un 2021 lleno de alegría y buenos momentos en todo el mundo!

Los últimos meses del año son muy especiales en una gran parte del mundo. Por eso —y sobre todo ahora que todos enfrentamos en conjunto momentos complicados— decidimos recuperar algunas de las bebidas de fiesta de diferentes latitudes. ¡Va por un 2021 lleno de alegría y buenos momentos!

Alemania. No es necesario que lleguen las fiestas: si empieza a sentirse un poco de frío, significa que es temporada de feuerzangenbowle, un ponche caliente de vino tinto y ron infusionado con canela, jugo de naranja y clavos de olor. El ingrediente secreto es un conito de azúcar al que se prende fuego para que se funda sobre la preparación.

Chile. El fin de año chileno está marcado por el calor del verano del hemisferio sur, y por eso su ponche navideño se disfruta mejor frío. Se acostumbra preparar colemono, o cola de mono, una bebida de café con leche, aguardiente (o pisco), azúcar, cáscara de naranja, algo de nuez moscada, vainilla y especias como clavo y canela.

Escocia. La primera persona en entrar a una casa en el año que comienza marca la suerte de los siguientes 365 días. Un aspecto importante de esta tradición —llamada first-foot (o quaaltagh, en gaélico)— es que los visitantes deben llevar obsequios consigo, y entre ellos el principal es el whisky.

Estados Unidos. Para tener buena suerte el año que viene hay que esperar la cuenta regresiva, del 10 al 0, con una copa de champagne y alistarse para besar a un ser querido en cuanto el reloj marque la medianoche.

España. La buena fortuna del año implica un reto de velocidad. Los primeros 12 segundos del año se comen uvas, una por cada mes. Muchos las pelan y les quitan las semillas antes de este momento para comerlas más rápido. Para brindar se sirve una copa de cava —nuestro espumoso vino de la temporada— con un objeto de oro en el fondo: si lo que se busca es amor debe haber un anillo; si se busca dinero y prosperidad, algunas monedas.

Japón. En japonés, la palabra sake significa simplemente “bebida alcohólica”. Entre sus bebidas fermentadas de arroz, en realidad, hay una variedad enorme, y la elegida para recibir el Año Nuevo es el otoso, un sake infusionado con hierbas consideradas curativas. Un brindis con otoso (y un plato de ramen con largos fideos) es la fórmula perfecta para conseguir salud y longevidad.

México. En nuestro país heredamos muchas de las costumbres de celebración de España, por lo que siempre están presentes las 12 uvas, una por cada campanada. Diciembre huele, desde el primer día, a ponche: tejocote, canela, guayaba, piloncillo…, con o sin un chorrito de ron. Y nuestros brindis suelen incluir, además de champagne y cava, una buena dosis de sidra, que en nuestro país se produce con una calidad enorme.

Cheers! Prost! Kanpai! ¡Salud!
Cheers! Prost! Kanpai! ¡Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar