Bodegas Peñafiel: vinos deliciosos de la Milla de Oro

La Ribera del Duero es una de las regiones más privilegiadas para la producción de vino en todo el mundo, y en esa zona hay un segmento aún más especial. Se trata de la Milla de Oro, cuyo microclima garantiza producciones de uva de calidad espectacular y donde se producen vinos muy destacables: son sólo lo mejor de lo mejor. Platicamos con Sergio del Campo, ceo de Bodegas Peñafiel, una bodega boutique ubicada en este terruño, de producción muy artesanal, que apuesta por el proceso detallista y, más que por la cantidad, por la calidad absoluta.

Bodegas Peñafiel selecciona las mejores uvas del terruño y crece sus propios viñedos, de los que surgen uvas pequeñas y muy concentradas con las que se elabora, por ejemplo, Silencio de Miros, un vino muy especial, que sólo se produce cuando, de acuerdo con la enóloga, Mónica García, la vendimia ha sido óptima. La forma de la botella refleja la potencia de este vino, tan intenso que marida bien con un cochinillo o con chocolate:

“Sorprende, pero maridar vinos tintos y potentes con un buen chocolate, con 70, 80, 90 % de cacao, es muy interesante. Hay un contraste de sabores en boca que es muy agradable”.

La otra cara de Bodegas Peñafiel es más desenfadada, con etiquetas atrevidas que rompen —desde los personajes que las ilustran— con la solemnidad que suele asociarse al vino. Barón de Filar Reserva es muy elegante; un vino cuidado, en palabras de Sergio, “de la cepa a la copa”. Lleva 15 meses de crianza y, aunque tiene una presencia importante de taninos maduros, resulta muy frutal y agradable al paladar. Baronesa de Filar es aún más potente y concentrado, con mucha personalidad. En 2020 se hizo acreedor a un prestigioso Bacchus de Oro.

Aunque sustentados por la tradición y el cuidado de esta bodega, estos vinos invitan a las nuevas generaciones. Es momento de que se acerquen a esta tradición, sin miedo y con gusto, y qué mejor que sea con etiquetas interesantes y, ante todo, de enorme calidad. “Vamos creciendo junto al vino”, dice Sergio, lo que sugiere que, en términos de vino, todo es cosa de empezar.

Otra etiqueta imperdible es Alma Serena, 100 % Tempranillo, como dicta la tradición de Ribera del Duero. Es exclusiva de Bodegas Alianza y se caracteriza por su frescura y su sabor a fruta: “Si a este vino le das un puntito de temperatura fría, con tacos, es exquisito —dice Sergio, quien ha venido tantas veces a México que sabe de lo que habla cuando propone este maridaje—. Es un vino rico, fácil de beber; te invita a tomarte una segunda copa”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar