El arte de preservar los vinos en tu Cava

Una valiosa guía para lograr conservar tus botellas en las condiciones óptimas.

El mundo del vino es apasionante y lleno de exquisiteces, pero para conservar mejor sus características, es importante seguir un conjunto de reglas que harán que tengas una experiencia óptima en cada copa. Estos son los puntos a cuidar al momento de preservar el vino.

Vinos a ‘oscuras’

La luz directa impacta sobre la calidad del vino embotellado, especialmente la luz solar, ya que los rayos UV pueden producir reacciones sobre el vino y arruinarlo. Incluso la luz artificial puede decolorar elementos de la botella. Procura almacenar tus vinos en condiciones de luz indirecta o la menor cantidad de luz posible.

Controla la temperatura de tus vinos

Los cambios drásticos y oscilaciones entre un gran rango de grados de temperatura afectan al vino. La temperatura ideal de almacenamiento se encuentra entre los 10º y 15º constantes. Si la temperatura se eleva, tus botellas harán que el vino madure más rápido y eso acorta la vida del mismo. Evita sobre todo almacenar los vinos en la cocina, pues el calor que genera este espacio es contraproducente. Tampoco es recomendable almacenar los vinos con corcho dentro de un refrigerador convencional, pues el corcho puede encogerse y dejar filtrar bacterias a través de micropartículas de aire.

Permite un poco de ventilación

Contrario a lo que se podría creer, dejar ventilar un poco los vinos es mucho mejor que almacenarlos de manera completamente hermética. La ventilación reduce las chances de desarrollar hongos y almacenar olores que podrían contaminar tu vino.

La orientación ideal

En la medida de lo posible, siempre hay que buscar almacenar las botellas en posición horizontal, pues es necesario que el vino esté en contacto con el corcho. En caso de no hacerlo, el corcho podría secarse y dejar pasar aire. Este consejo no aplica para los vinos con rosca, como el que se podría encontrar en una botella de Riunite, por ejemplo.

Evita los movimientos bruscos

Mientras más relajadas estén las botellas, mejor. Evitar las vibraciones ayudará a conservar los vinos en condiciones óptimas, así que ordenar las botellas según la frecuencia o necesidad de uso, ayudará a que no recurras a movimientos constantes y dejarlas con la menor cantidad de movimiento posible.

Control de humedad

El rango ideal de humedad se encuentra entre el 65% y 80%, de forma que los corchos se puedan mantener en las mejores condiciones para cumplir su función: evitar derrames, filtraciones de oxígeno, o formación de hongos. La mejor forma de controlar esto es con el uso de humidificadores o deshumidificadores según sea el caso.

Vinos de tu cava

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar