Hennessy para todos los gustos

Miguel Rodarte, embajador de México para Hennessy, nos cuenta sobre su trago favorito y cómo la marca ha posicionado al cognac entre jóvenes.

septiembre 15, 2021

Hennessy se percibe como una marca arraigada y con clase”, nos cuenta Miguel Rodarte. Haciendo honor a su encomienda como embajador de la marca, nos lleva a los orígenes: “Los registros cuentan que se encuentra en el país desde hace más de 120 años. Empezó a consumirse en las galas que se servían en el Castillo de Chapultepec y después empezó a ampliarse hacia las cantinas del Centro Histórico, en la cuales aún encontramos majestuosos vitrales en sus contrabarras. Fue así como la marca empezó a ganar la fama y reputación por lo que se hizo común verla en ferias y palenques, lo cual es una clara muestra de la preferencia del consumidor mexicano por esta gran marca”.

Parte de la “modernización” del cognac, por llamarle de alguna manera, está relacionada con la mixología. “La gente suele pensar que Hennessy no se mezcla ––sigue Miguel––, pero desde hace mucho tiempo se hacen cocteles con él. La cuestión es entender sus productos y saber cómo prepararlos. Hay que tener en cuenta que la gama va desde Hennessy Very Special —hecho para mezclarse— hasta otros de alta gama pensados para disfrutarse tal como son. Desde su origen, Hennessy se mezclaba con agua. En la época de la prohibición y de los speakeasy se crearon famosos cocteles como el sazerac, y en Francia se hizo el sidecar. En hennessy.com hay una lista innumerable de recetas que se pueden preparar”.

Para adaptarse a un gusto joven y reinar en las noches mexicanas, Hennessy ha apostado por la sencillez. Como explica Miguel: “El éxito global de la marca no recae sólo en la mixología, sino en la habilidad que ha tenido para adaptarse a cada mercado con una forma sencilla de preparación. En el Caribe lo toman con agua de coco, en Estados Unidos con ginger ale y en México se creó el famoso París de noche: un trago en el que se sirve Hennessy en una copa globo y para el que se realiza un vistoso ritual en el que se agita el refresco de cola.

Y si hablamos de su etiqueta favorita para tomarlo sin mezclar, derecho, Miguel Rodarte también lo tiene claro:

“Me voy por Hennessy X.O. ¡Me encanta! Ya sea solo o con hielo. No determinaría un momento del día en específico, pero a mí me gusta tomarlo como digestivo al terminar una comida o una cena y, si es con postres de chocolate, aún mejor”.

 

París de noche… y también de día

Hennessy le dio una misión a Miguel Rodarte: encontrar qué mezcla de cognac se adaptaba mejor a su paladar. Como fanático del París de noche, que se prepara con cognac y refresco de cola, se preguntó por qué no existía una versión “de día”.

“Fue eso lo que me llevó a combinar mi Hennessy Very Special con agua mineral y bauticé a esta sencilla forma de disfrutar Hennessy como París de día. ¡Así de fácil!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar