Los sabores mexicanos del Tenampa

Un lugar donde el tequila siempre marida con un buen platillo mexicano.

Toda visita al Tenampa está acompañada por un tequila o un mezcal, así como por los antojitos y platillos que son marca de la identidad mexicana. Su carta es extensa y deliciosa, pero como es imposible probarla toda en una sola visita, aquí te decimos cuáles son los indispensables que no deben faltar en tu mesa.

En el Salón Tenampa, bebida, comida y música se enlazan de una manera natural porque nacieron como parte de la misma experiencia. Y su oferta de platillos está llena de clásicos que han sido perfeccionados y potencializados a lo largo de nueve décadas. Ahí están la birria, el pozole o el chamorro; para abrir boca, el guacamole con rib eye, la botana de garnachitas tradicionales; para compartir, un molcajete de arrachera y una parrillada; y para cerrar, unos churros estilo Tenampa.

La bebida tradicional de la casa sigue siendo el ponche de granada, bien acompañado en la carta por otros célebres mexicanos —tequilas, mezcales, cervezas y hasta pulque— y extranjeros —whisky, brandy, ron, vodka, entre otros—. 

Aquí se vive y se bebe sin pretensiones ni esnobismo. Incluso los cocteles, que se cambian en la carta cada tres meses, tienen ese halo sencillo, popular, festivo y apasionado. Estos algunos ejemplos: el Manguito Barrel lleva tequila, chartreuse, miel, jarabe de mango con habanero, hierbabuena y jugo de limón; el Mezcalero tiene mezcal, licor de cacao y jugo de piña; y la Fina Guanábana se prepara con whisky, Aperol, pulpa de guanábana, blueberry y una brocheta de zarzamora, frambuesa y chapulines.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar