Luxardo, la cereza italiana del coctel

Una apasionante historia que vale la pena conocer.

Fundada en 1821, Luxardo es una compañía italiana que ha sabido combinar tradición y vanguardia con la excelencia, tanto así que el emperador austrohúngaro concedió a su icónico licor de marrasquino el honor de portar la etiqueta de Privilegiata Fabbrica Maraschino Excelsior. Matteo Luxardo, sexta generación de la familia, compartió a Cava Morada los desafíos que han enfrentado en 200 años de vida y los detalles acerca de los tres productos que encontraremos en Bodegas Alianza.

El origen

En 1821, Girolamo Luxardo se mudó con su esposa, la marquesa María Canevari, a la ciudad de Zara, en Dalmacia. “María preparaba una versión casera del licor de cereza, entonces conocido como rosolio maraschino, y su esposo pensó que podría haber una buena oportunidad de negocio”, cuenta Matteo. La variedad de cereza marrasquino se daba abundantemente en Dalmacia, por lo que las amas de casa hacían su propio licor con los frutos de sus huertas.

Girolamo refinó la receta, fundó la destilería y para 1835 ya exportaba licor de marrasquino a países tan lejanos como Japón, Cuba o Estados Unidos.

Entre guerras

El siglo xx trajo grandes desafíos a los Luxardo. “La guerra de 1914 dividió a nuestra familia: dos de los cuatro hijos luchaban del lado austrohúngaro, y dos por el Reino de Italia. Por suerte, regresaron a casa a trabajar para la compañía”, continúa Matteo.

La familia salió adelante y logró que su destilería se convirtiera en la más grande del país, hasta que llegó la Segunda Guerra Mundial. “La ciudad de Zara —cuenta Matteo— fue bombardeada 57 veces; de la fábrica solo quedaron ruinas”. A finales de 1944 vino la ocupación comunista y prácticamente todos los italianos sobrevivientes tuvieron que exiliarse. Por fortuna, recuerda Matteo, “el maestro destilero logró escapar con vida de Dalmacia, llevando consigo las recetas de nuestros licores”.

Un renacimiento italiano

Si bien Giorgio, el único sobreviviente de la familia, tenía las recetas y la experiencia del maestro, le faltaban las cerezas originales. “Lo que nos salvó fue un botanista de la Universidad de Florencia que años atrás había visitado a Giorgio; este le había dado tres plantas para que las estudiara. Gracias a la ayuda del profesor, en 1947 mi abuelo plantó un nuevo campo de cerezas en Torreglia Padua”, un lugar idóneo para reconstruir no solo la destilería, sino el sueño de la familia.

Los productos Luxardo están disponibles en Bodegas Alianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar