Ojo de Tigre. Un mezcal para recorrer el mundo. Entrevista con Luis Gerardo Méndez

 Platicamos con Luis Gerardo Méndez sobre su mezcal Ojo de Tigre y sobre la aventura de sumergirse en este mundo

El mezcal —uno de nuestros destilados favoritos y hasta hace poco uno de los secretos mejor guardados de México— es la bebida de moda en prestigiosos bares de Londres, y en Estados Unidos su consumo crece cada año. En medio de todo ese entusiasmo, el actor mexicano Luis Gerardo Méndez decidió lanzar su propio mezcal, Ojo de Tigre. ¿Su objetivo? No sólo tener una marca de su bebida favorita, sino que también diera a conocer el misticismo del mezcal al mundo. Tuvimos la oportunidad de platicar con el actor, quien nos contó acerca de la aventura de sumergirse en este mundo.

Por Luz Arredondo

¿De dónde nace tu interés por el mezcal?

Soy de Aguascalientes. Me mudé a la Ciudad de México para estudiar Actuación en CasAzul. Mientras tanto, se empezaron a poner de moda las mezcalerías en la Condesa y la Roma. Con mis amigos se hizo una tradición de que —al salir de clases o después de un estreno o un ensayo— íbamos a tomar un mezcal. Empecé a probar distintos mezcales y aprender sobre los tipos de agave. Desde aquel entonces, yo sólo tomaba mezcal.

¿Cómo surgió el proyecto de Ojo de Tigre?

Hace cinco años, cuando inicié mi carrera en Estados Unidos, un empresario norteamericano me buscó para que fuera la imagen de su mezcal. Fui a varias juntas y conocí su proyecto, el cual me pareció interesante. Aun así, decidí no hacerlo, pues creo que el mezcal es una bebida emblemática de nuestro país. Después tuve una comida aquí en México con mi equipo de trabajo y les conté la historia, y alguien me dio la idea de crear mi propia marca de mezcal. Me dio un ataque de risa, pues en ese momento estaba filmando Club de Cuervos, de Netflix, y mi personaje estaba emprendiendo su propio mezcal.

Aunque pareció una broma al principio, nos dimos cuenta de que no era tan descabellado, pues conocemos a gente de Casa Lumbre, genios de destilados en México. Les contamos nuestras ideas, que queríamos democratizar la categoría, pues es una bebida que intimida a mucha gente, sobre todo en el extranjero. A Casa Lumbre le encantó la idea. A partir de ahí tardamos un año en diseñar la botella, inspirada en anforitas de antaño que yo veía en casa de mis abuelos, en San Luis Potosí. El nombre de Ojo de Tigre me gustó porque para mí el mezcal es como un amuleto de la buena suerte. Lo tomo antes de una premier, para celebrar una función de teatro o en un momento muy especial.

Lo que más tiempo llevó fue diseñar el líquido, que es nuestra arma secreta. Es un blend de espadín y tobalá que diseñó Iván, el genio detrás de la bebida. Es de un sabor suave, para gustar a la gente que no ha probado el mezcal, pero complejo, para el paladar de los expertos. Lo lanzamos hace dos años y estamos muy contentos porque ya somos el número cinco en el país. Recientemente, lanzamos en Estados Unidos, que es el mercado más grande de mezcal en el mundo.

¿Qué tanto te involucraste en la producción?

No me gusta sumarme a proyectos que no entiendo. Como soy actor, el mezcal no es mi expertise, por lo que me interesaba mucho prepararme bien. Fuimos varias veces a Puebla, donde se prepara el tobalá, a involucrarnos en el proceso. Conocimos a los maestros mezcaleros y vimos cómo se cultivaba el agave. Hoy podemos decir que Ojo de Tigre es 100 % sostenible, pues nosotros cultivamos nuestro propio tobalá. En Puebla sembramos el tobalá y en Oaxaca el espadín.

¿Cuáles son tus maridajes favoritos para las dos variedades de Ojo de Tigre?

A mí me gusta tomarlo derecho con naranja y sal de gusano, creo que es la mejor forma de hacerlo. El reposado va muy bien con piña, nueces de la India y frutos secos. Aunque ahora en cuarentena me he vuelto muy fanático de la mixología. Mi trago favorito es mezcal con ginger beer, jarabe de agave y limón.

¿Cómo balanceas tu carrera como emprendedor y actor?

No lo sé. He tenido mucha suerte de que los astros se alineen. De pronto, cuando paro una película, obra de teatro o serie, tengo tiempo de trabajar en Ojo de Tigre. Estudié Mercadotecnia antes de estudiar Actuación. Mis socios y yo somos muy perfeccionistas y hemos estado involucrados en todos los detalles.

¿Qué planes a futuro tienen después de la expansión a Estados Unidos?, ¿qué te imaginas?

Vamos paso a paso, y ahorita estamos concentrados en Estados Unidos, pero Europa es un mercado muy atractivo. Los extranjeros valoran mucho el mezcal. Como mexicanos, hay que darnos la oportunidad de conocerlo y disfrutarlo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar