Querétaro, un destino inagotable

Entre gastronomía, aventura y lujo, Querétaro recibe a todos los que están redescubriendo México en esta temporada.

 

Por Judith Campiña

Con una localización privilegiada en el centro de México, Querétaro es un destino que hay que conocer sí o sí. Y quizá no haya mejor momento que éste: ahora que el año está —al fin— por terminar, muchos buscan un destino cercano, lleno de naturaleza, comida deliciosa y, sobre todo, con actividades al aire libre, lejos de las multitudes. Pues bien, las múltiples facetas de Querétaro hacen que cualquier viajero encuentre una actividad a su medida: gastronomía, mucha historia y tradiciones, aventura y una oferta de descanso y lujo que no le pide nada a otros destinos.

UNA CIUDAD TRADICIONAL Y VIBRANTE

Santiago de Querétaro es una ciudad virreinal como ninguna otra. En sus edificaciones se guardan las historias que le dieron forma a nuestro país —tal como lo conocemos hoy— desde la conquista; sin embargo, al visitarla siempre se siente fresca y moderna, en gran medida gracias a la reinterpretación de su cocina tradicional que la pone al nivel de los viajeros sibaritas más exigentes.

En la Plaza de Armas, que es la principal del centro, este contraste es visible en cada rincón. A diferencia de otras plazas del país, en ésta el edificio central no es una iglesia, sino la Casa de la Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, es decir, el lugar en el que se originó la independencia de México. Hoy, la propiedad es sede del gobierno queretano y se puede recorrer para estar en contacto auténtico con nuestra historia.

Y hay más razones para hacer esta visita: el recinto está rodeado de muchos proyectos gastronómicos que ofrecen una ejecución perfecta de los platos tradicionales de la región, y también de otros que toman como base las recetas clásicas para experimentar con los sabores en una muestra de cocina gourmet digna de admiración.

Desde 1995, El Mesón de Chucho el Roto sirve la mejor cocina queretana tradicional. El restaurante está ubicado en la antigua casa que servía de refugio y comedor a quienes peleaban en la guerra de independencia. La decoración de los salones hace alusión a esa época, y para disfrutar cada detalle hay que tener al centro de la mesa una de sus famosas entradas: una triada de gorditas de migas (moronas de carne de cerdo frita) con salsa, que son, en serio, riquísimas. Tampoco hay que perderse las enchiladas queretanas que, con muy pocos ingredientes, hacen una gran comida.

Al otro lado de la calle se encuentra Josefa, un bistró que le da un twist a las recetas clásicas y que, en su ambiente sofisticado pero relajado, hace de lo tradicional una nueva tendencia culinaria. Aquí hay que pedir, para empezar, el tuétano con escamoles, que abre el apetito a cualquiera, y después seguirse con un chamorro de cerdo confitado que no tiene comparación. Todo en el menú es delicioso, por lo que lo mejor es que sea tu antojo el que decida por ti.

La visita a la Plaza de Armas no está completa sin un recorrido por las tiendas de diseño mexicano, que siempre tienen algo para llevarse a casa. Zapatos, textiles, objetos de diseño para el hogar, arte y artesanías.

También en el centro hay muchísimos lugares para descubrir a pie y que son perfectos para hacer fotos: el acueducto, en la calzada de los Arcos, que es el ícono del estado; el Templo de Santa Rosa de Viterbo; el Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro o el Jardín Zenea son sólo algunos de ellos.

DESCANSO DE PRIMER NIVEL

A la hora de escoger un hotel en el centro de Querétaro hay dos opciones que representan el concepto de descanso de lujo. La primera de ellas es Mesón de Santa Rosa, un hotel que combina sorprendentemente bien la arquitectura tradicional de la casona en la que se ubica y sus lujosas y modernas habitaciones. La atención del personal, los detalles y los espacios comunes elevan la categoría de descanso a un nivel superior.

La Casa del Atrio, también en la zona centro, es el hotel boutique ideal para quienes buscan descanso total y un servicio atento, pero también un acercamiento de primera mano al mundo del arte. Cada una de sus espaciosas habitaciones está decorada de manera distinta, y el hotel tiene una colección de arte espectacular. El dueño es un experto galerista, con quien puedes platicar sobre las piezas en exhibición. Todo lo que ves está a la venta, así que de aquí es posible, además, llevarse un souvenir muy especial. El spa del hotel merece una mención aparte, pues tiene uno de los mejores tratamientos holísticos que puedas recibir.

AVENTURAS EN LA SIERRA GORDA

La carretera que adentra a los viajeros a los poblados de la Sierra Gorda queretana es, en sí misma, una aventura inolvidable. Sus curvas prolongadas revelan una postal imponente montaña tras montaña. Un viaje a la sierra implica desconectarse de verdad, sentir la proximidad con la naturaleza y disfrutarla por agua, aire o tierra.

Pinal de Amoles es un poblado conocido como la Puerta al Cielo, ya que es uno de los puntos geográficos más altos de la sierra. Aquí se puede visitar la impresionante cascada El Chuveje, una caída de agua cristalina de 30 metros de altura, recorrer parte de la sierra en cuatrimoto o hacer una caminata exigente por las montañas y entre el agua de algunos arroyos hasta llegar al Puente de Dios, un lugar mágico en el que —dependiendo de la época del año— se puede nadar sin preocupaciones.

En la naturaleza, las opciones de hospedaje y gastronomía son más sencillas que en la capital, pero todas cumplen muy bien. Para completar la experiencia, los campamentos ecoturísticos que abundan en la zona ofrecen habitaciones que tienen lo indispensable. Para comer, a lo largo del camino hay muchas fondas que preparan la más auténtica comida del estado. Después de un día de aventura, un plato caliente siempre es reconfortante y quizá sea el mejor recuerdo de un viaje a Querétaro.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar