San Pancho, Sayulita y Punta Mita

Para esta temporada, te proponemos tomar el coche y emprender un road trip lleno de sol, olas y vegetación.

A veces solo se necesita manejar en busca de playas paradisiacas para sentir que todo se arregla. Y México tiene incontables. La aventura que te proponemos en esta ocasión tiene como telón de fondo la dramática Sierra Madre Occidental, que no solo ofrece impresionantes vistas al mar, sino que también alberga selvas, ojos de agua y hasta cascadas. El resultado es un ecosistema tan diverso como fascinante. 

Comencemos por el norte. San Pancho es uno de los puntos de referencia de la zona, y cómo no va a serlo. Se trata de una comunidad de origen wixárika —o huichola— que ha logrado mantener un balance entre su espíritu local y los nuevos visitantes. Si te gusta la actividad física, San Pancho se convertirá en tu lugar favorito. 

Si decides ir a pie, en bicicleta o a caballo, hay dos rutas para conocer las playas. La primera va hacia el sur y conduce a la playa de Malpaso, designada como la última playa virgen de Nayarit. Siguiendo este mismo camino, a unos 90 minutos de San Pancho, se encuentra Sayulita. Más lejos todavía está la playa Litibú, donde se encuentra el Cerro del Mono, en cuya cima hay un mirador desde el que podrás apreciar la espectacular bahía. La segunda ruta va al norte y te lleva hacia Playa de Barro, famosa por sus bancos de arena. En ambas rutas encontrarás una fauna fascinante, como mapaches, venados y hasta jabalíes. 

San Pancho se dio a conocer entre los turistas como un paraíso para los amantes del surf. Es por eso que verás en sus calles varios anuncios de entrenadores y venta de equipo. Considera, eso sí, que sus olas son ideales para niveles intermedios y avanzados. Y como surf y skate suelen ir de la mano, San Pancho cuenta con un skate park ubicado en la avenida principal. 

No lejos de Sayulita está Punta Mita, una parada imperdible que tiene de todo: desde playas de aguas cristalinas hasta campos de golf de clase mundial diseñados por Jack Nicklaus. La infraestructura de Punta Mita ofrece una mezcla de lujo y aventura sin igual en esta región. Además, es uno de los puertos más importantes para visitar las islas Marietas, un humedal que hasta el mismo Jacques Cousteau buscó proteger. El principal atractivo de este pequeño archipiélago es la Playa del Amor, un cráter en cuyo interior se encuentran fascinantes formaciones rocosas y una de las playas más fotogénicas que te puedas imaginar. Recuerda que, por motivos de protección ambiental, la visita a las Marietas está restringida a un centenar de personas por día, por lo que la mejor opción para conseguir un pase es a través de un guía turístico local.

Para llegar a San Pancho, toma la carretera federal 200, que va de Tepic a Puerto Vallarta. Es el mismo camino que te llevará a la siguiente parada de nuestro recorrido.

San Pancho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar