De ser Daisy a llamarse Margarita

Un repaso histórico sobre cómo fue que la Margarita recibió su nombre y ganó popularidad y estatus de coctel legendario.

El 22 de febrero se ha establecido como el día internacional de la Margarita, un coctel con tres ingredientes base: tequila, triple sec y limón. De ahí se desprende un sinnúmero de variedades, y hoy abordaremos la historia de su nombre.

Hay muchos debates sobre los orígenes de este coctel, ya que como muchos otros, cuando algo se vuelve popular, distintas entidades reclaman su autoría. De acuerdo con registros históricos, la primera mención documentada de una Margarita de Tequila se hizo el 23 de julio del año 1936; James Graham, editor del periódico Moville Mail, reportó sobre su visita a México, específicamente a la región de Tijuana:

Cuando nos estacionamos, el conductor nos contó sobre lugares de interés que ya no son tan interesantes como fue en la era de la Prohibición en Estados Unidos. En ese entonces habían unos 150 bares abiertos, ahora quedan 9, uno de ellos manejado por un irlandés llamado Madden…

…Me contó que The Daisy (La Margarita) no fue una invención, más bien había sido un error. ‘Cuando preparaba un trago, agarré la botella equivocada, pero le gustó tanto al cliente que pidió más y se difundió la noticia por todos lados’, dijo el señor Madden.

Así, se sitúa en 1936 uno de los primeros documentos donde se hace mención al mítico coctel que hoy llena las barras del planeta.

También se tiene un registro de un par de parientes cercanos, o mejor dicho, predecesores de la Margarita:

  • Picador (1937): En el recetario de cocteles del Café Royal se tiene un registro de un pariente británico de la Margarita, hecho con ¼ de jugo de limón, ¼ de Cointreau, y ½ parte de tequila, todo agitado.
  • Tequila Sour (1939): Nuevamente se juntan el tequila (1 ½ oz), Cointreau (½ oz.) y el jugo de medio limón. Todo agitado con hielo picado, servido escarchado con sal y limón.

1953, el año que se establece la leyenda de la Margarita

Fue The Press Democrat, un diario de Santa Rosa, California, el que reportó en su edición del 17 de septiembre de 1953. El artículo “Memo from Mike” de Michael Demarest, donde relata su experiencia en Ensenada:

Por más que nos hubiera gustado quedarnos para la gran carrera, agarramos nuestras cosas y nos dirigimos hacia Ensenada, donde la langosta y el vino blanco de Santo Tomás son tan elegantes y solo un poco más caros. Sin embargo, la inflación mexicana no le ha pegado al precio de las Margaritas. Las Margaritas se preparan con tequila, Cointreau y  jugo de limón, servida en un vaso escarchado con sal, que no tengo dudas que lo hacen para evitar un golpe de calor en los consumidores.

También fue en 1953 que la revista Esquire publicó sobre la Margarita, usando estas palabras: “Ella viene de México, Señores, y es encantadora de ver, emocionante y provocativa”. Lo más factible es que la Margarita definitiva fuera la sucesión espiritual de The Daisy, y se tradujo su nombre al español para darle ese toque extranjero y exótico que buscaban los turistas en la región de la Baja.

Casi 70 años después de estas descripciones, se estima que la Margarita es el coctel con tequila más vendido del mundo año tras año. Además, este trago figura entre los 10 cocteles más populares del planeta.

Ahora sabes más sobre el origen de este coctel bien mexicano. Prepara tu propia Margarita con alguno de los tequilas que Bodegas Alianza tiene para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar