The Macallan: tradición y calidad

Ubicada a las orillas del río Spey, The Macallan es una destilería de whisky single malt de lujo absoluto que hay que conocer.

Fundada en 1824 por Alexander Reid, fue una de las primeras destilerías con licencia legal para elaborar y comercializar alcohol en Escocia. El nombre The Macallan proviene de la combinación de las palabras magh, que significa “tierra fértil” en gaélico, y Ellan, en honor a un monje cristiano del siglo XVIII, St. Fillan, que se estableció cerca de la destilería.

Durante esa época, el whisky era una bebida —de mala calidad, en general— que se vendía a viajeros. Alexander Reid tuvo la visión de mejorar el proceso de destilación, comenzando por las barricas. A diferencia de otras destilerías que reciclaban barricas como una manera de ahorrar costos, The Macallan se comprometió a sólo usar barricas nuevas para añejar su destilado. Desde entonces, la promesa de The Macallan ha sido la obsesión por la calidad, y no la producción acelerada ni las ventas masivas. El proceso de elaborar una botella puede durar casi 30 años.

Esa calidad está latente todo el tiempo. Entre 2014 y 2016, ante la creciente demanda de whisky escocés en el mundo, varios medios de comunicación reportaron una crisis de escasez de whisky single malt. A pesar de la presión, la respuesta de The Macallan fue implacable: “No va a haber cargamentos de whisky 18 años por seis meses, porque no vamos a tener posibilidad de acelerar el proceso”, nos contó en entrevista Juan Barbato, manager de relaciones públicas de Grupo Edrington.

LOS PILARES DEL SINGLE MALT DE THE MACALLAN

En entrevista, Juan Barbato nos compartió los seis pilares que caracterizan a The Macallan y que explican por qué sus botellas son verdaderas piezas de colección.

  1. Easter Elchies House, o la casa espiritual

Es el santuario de The Macallan, a las orillas del río Spey. Fue construida como una residencia vacacional en el siglo XVIII, por el capitán John Grant, de Elchies. Años más tarde, pasó a manos de la acaudalada familia Seafield. En 1824 fue alquilada por Alexander Reid, quien estableció ahí la destilería de The Macallan, y hoy es considerada la casa espiritual del destilado.

  1. Alambiques pequeños

Uno de los pasos más importantes durante la elaboración del whisky es su destilación en alambiques. Juan Barbato explica que, mientras la norma general en la industria es utilizar alambiques con capacidad de 15,000 litros en promedio, los alambiques de The Macallan tienen un límite de 3,400 litros. La razón es simple: en alambiques más pequeños, el líquido de las barricas es más potente y aceitoso, con rangos de 68-70 % de alcohol.

  1. Corte preciso

El proceso de destilación de un single malt se divide en tres partes: cabeza, corazón y colas. De las tres, sólo el corazón es apto para el consumo y es el que ingresa a las barricas. “Mientras en la industria se utiliza alrededor de 30-40 % del corazón, nosotros, de la mano de esta obsesión por la calidad, usamos sólo 16 %. Ése es el corte preciso”, detalla Barbato.

  1. Barricas excepcionales

Las características más notorias de un whisky provienen del contacto con la madera. Por eso, The Macallan invierte en barricas exclusivas y nuevas de la mejor calidad, cuya fabricación —con roble europeo y americano— toma alrededor de cinco años y medio. Después son enviadas a las mejores bodegas de vino de Jerez. “A ese proceso se le llama ‘curado’. Nosotros les rentamos a los bodegueros durante ese tiempo. Después nos llevamos la barrica a Escocia, y empezamos el proceso de añejamiento de nuestro whisky”, dice Barbato. Para no sacrificar el sabor, The Macallan usa las barricas sólo una o dos veces. Después, son destruidas.

  1. Color 100 % natural

El color asociado al whisky es un café ahumado. Sin embargo, lo que pocos saben, explica Barbato, es que mientras más joven es el whisky, su color natural es más claro, como si fuera de vino blanco.

Por esa razón, más de 90 % del whisky disponible en el mercado utiliza, en menor o mayor medida, correctivos de color. No es el caso de The Macallan. “Nosotros decidimos que el color que da la barrica es el que dejamos, no hay aditivos”, puntualiza Barbato.

  1. La suma de todo

El último pilar es la combinación de los elementos anteriores. El resultado es una bebida digna de colección. “Hay muy poquito whisky de The Macallan disponible, pero de la mejor calidad”, detalla Barbato. El consumo de whisky en México va en ascenso: “Le veo mucho potencial a México, porque la tendencia de conocer los ingredientes detrás de lo que comemos ahora la observamos hacia la bebida”. Larga vida al whisky single malt.

TRES ETIQUETAS MUY ESPECIALES DE THE MACALLAN

THE MACALLAN EDITION NO. 6

Parte de la Edition Series, que representa diferentes características del whisky en cada una de sus etiquetas. El río Spey y los impresionantes paisajes de The Macallan State fueron la inspiración de la sexta entrega.

NOTAS DE CATA

  • Vista: su color remite al latón antiguo.
  • Aroma: es aromático a fruta fresca, nuez moscada, jengibre, chocolate, toffee y notas de vainilla, además de que mantiene la presencia del roble.
  • Paladar: en boca, destacan las naranjas dulces vibrantes y la canela. Al final se obtienen notas de frutas frescas picantes con chocolate cremoso y avena tostada.
  • Maridaje: chocolate de leche.

THE MACALLAN RARE CASK

El whisky más complejo jamás creado por esta firma, para cuya producción se usan entre 15 y 20 diferentes tipos de barricas en las que antes se añejó jerez. Hay, en esta selección, barricas tan raras que nunca se volverán a usar.

NOTAS DE CATA

  • Vista: un líquido color caoba encerrado en una botella coleccionable, con el número de lote marcado en la etiqueta. 
  • Aroma: tiene un suave aroma a pasas y vainilla.
  • Paladar: gusto a chocolate, clavo y un ligero toque cítrico, además de la presencia del roble americano y europeo. Ofrece un largo final con reminiscencias al roble.
  • Maridaje: chocolate amargo arriba de 70 %.

THE MACALLAN REFLEXION

Una de las etiquetas de la Decanter Series, que ofrece una de las expresiones más complejas de The Macallan, gracias a su añejamiento en barricas pequeñas, de apenas 250 litros, que acentúan el contacto con la madera.

NOTAS DE CATA

  • Vista: una presencia potente y un color naranja intenso, dentro de una botella inspirada en los icónicos triángulos de The Macallan.
  • Aroma: notas de naranja, manzanas verdes y un toque de cera protagonizan el espectro aromático.
  • Paladar: se descubren cáscaras de cítricos con roble fresco, pasas, manzana y canela, con un final a roble tostado.
  • Maridaje: crème brûlée.

“Lo más característico de The Macallan es que es un whisky muy aceitoso, muy robusto, las notas tradicionales son frutos secos, roble intenso y jerez”, dice Juan Barbato.

 

Para leer más sobre single malt haz clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar