La temperatura sí importa, especialmente en vinos

Con estos consejos, servirás vinos como un experto sommelier.

La temperatura correcta de un vino puede hacer la diferencia entre una experiencia decepcionante y una extraordinaria. 

Tienes una cena o comida en tu casa, eres el anfitrión y, obviamente, te quieres lucir con tus invitados. La comida está lista, el mantel puesto y la vajilla está en la mesa. Con los consejos que te compartimos en la edición anterior de Cava Morada, ya elegiste la copa que mejor se adapta al vino con el que vas a maridar la experiencia. Todo está bajo control. Pero (porque siempre hay un pero) no estás seguro de cuál es la temperatura correcta para el vino.

Aquel viejo dicho popular que dictaba “servirlo a temperatura ambiente” está más que pasado de moda, sobre todo en países como México, en donde la temperatura ambiente puede subir hasta 33ºC a la sombra. Si quieres aprovechar todas las propiedades y destacar las características únicas de tu vino, ¡toma nota de estos consejos!

GUÁRDALO ADECUADAMENTE

Compra tu vino con varios días de anticipación y deja que se “adapte” a la luz, ambiente y temperatura del lugar donde lo vas a tomar. Lo más recomendable es guardarlo en un espacio fresco, sin mucha luz, y en el que no haya cambios bruscos de temperatura. Más importante: ¡mantenlo en posición vertical!

NI MUY FRÍO NI MUY CALIENTE

El vino y los extremos no son amigos. Si tu vino está caliente, la solución más rápida y más práctica será meterlo en un recipiente con hielos y agua fría.

Si tu vino está demasiado frío, el tip casero es mantenerlo en la cocina, lejos del fuego, hasta que se temple. Por lo general, en esa habitación de la casa es donde la temperatura es más alta. Si te quedaste sin tiempo y sigue muy frío, “abraza” tu copa servida y sube la temperatura con el calor de las manos.

NO ROTUNDO

Si necesitas enfriar tu vino, nunca lo metas al congelador, ya que el frío extremo va a dañarlo. Tampoco pongas hielos en la copa, pues al derretirse alterarán significativamente su sabor. Si quieres templarlo, no lo acerques a un calentador. Recuerda: nada es peor para un vino que los cambios bruscos de temperatura.

Con estos consejos, estamos seguros de que tus invitados disfrutarán la mejor experiencia al beber los vinos que hayas seleccionado para la ocasión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Like
Cerrar
Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de este sitio web (Fotografías y textos) sin el permiso expreso y por escrito de Bodegas Alianza.

Políticas de privacidad y uso
Términos y condiciones
Cerrar